El receptor abierto de los Ravens de Baltimore, Anquan Boldin, ha anunciado que se retirará de la competición activa del fútbol americano si los actuales campeones del Super Bowl XLVII deciden no renovarle el contrato debido al tope salarial.

Boldin, de 32 años de edad, admitió en una entrevista con NBC Sports Radio que no vestiría otro uniforme para jugar. "Nosotros tenemos un dicho: una vez Raven, siempre Raven, y yo siempre seré Raven".

Al jugador le resta una temporada de su contrato de cuatro años, por el que cobra 25 millones de dólares, y está previsto que en la próxima temporada gane seis millones.

Pero el presupuesto del equipo estaría limitado debido a que seis de sus jugadores titulares se convertirán en agentes libres sin restricciones.

Entre los jugadores que serán agentes libres se encuentran su mariscal de campo, Joe Flacco; los apoyadores, Dannell Ellerbe y Paul Kruger; y el profundo, Ed Reed.

Boldin explicó en la entrevista que "cuando sales a jugar, tú trabajo es el que habla por ti", y es en lo que se basan los jugadores para conseguir otros contratos.

Pero agregó que "uno debe hacer eso si tienes que hacerlo, pero creo que para mí, Baltimore es el único lugar en el que quiero jugar".

En la pasada temporada regular, Boldin atrapó 65 pases para conseguir 921 yardas y cuatro anotaciones en 15 partidos, en su tercer año con los Ravens.

Mientras que en el partido del pasado Super Bowl, Boldin recibió seis pases para sumar 104 yardas y un "touchdown" en la victoria de los Ravens por 34-31 ante los 49ers de San Francisco.

En el primer cuarto del Super Bowl XVII, Boldin capturó un pase de 13 yardas de Flacco para conseguir el primer "touchdown" y darle a los Ravens una ventaja que no perderían el resto del partido, disputado el pasado domingo en el Mercedes-Benz Superdome, de Nueva Orleans.