El Palmeiras anunció hoy que ha llegado a un acuerdo para transferir al delantero argentino Hernán Barcos al Gremio a cambio de dos millones de dólares y cinco jugadores, entre los que se citó al boliviano Marcelo Moreno Martins, pero este aseguró que no fue informado sobre el asunto y que no lo acepta.

Según el acuerdo, confirmado por ambos clubes, el Gremio también se ocupará de cancelar una deuda de 750.000 dólares que el Palmeiras mantiene con el LDU ecuatoriano por la ficha de Barcos, de 28 años y quien llegó al fútbol brasileño el año pasado.

El Palmeiras, que este año jugará en la segunda división aunque también disputa la Copa Libertadores, igual que el Gremio, dijo en principio que también recibirá a Moreno Martins y a los jugadores Rondinelli, Vílson, Léo Gago y Leandro, este último en calidad de cedido hasta fin de año.

Sin embargo, la inclusión de Moreno Martins en el negocio fue negada de plano por el padre y representante del jugador, Mauro Martins, quien dijo que no la aceptará de ninguna manera.

"Mi hijo no va a jugar en un equipo fracasado y sin dinero y lo que desea es seguir en el Gremio", con el que tiene contrato hasta 2016, aseguró el padre del jugador boliviano.

El director ejecutivo del Palmeiras, José Carlos Brunoro, admitió que el club aún no ha conversado con Moreno Martins, pero dijo que su negativa no impedirá la transferencia de Barcos al Gremio.

Según el dirigente, en caso de que no se pueda incluir a Moreno Martins en la operación, lo acordado con el Gremio es que Palmeiras recibirá otro jugador o "una compensación en dinero".