Un tribunal de El Salvador condenó hoy al excapitán de la selección nacional de fútbol Dennis Alas a tres años de cárcel, conmutada por trabajos de utilidad pública, por haber mantenido relaciones sexuales mediante engaño con una menor de edad, informaron el propio futbolista y fuentes judiciales.

Además, el Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador le prohibió al centrocampista, de 27 años, acercarse a la víctima y visitar negocios de bebidas alcohólicas, entre otras medidas, dijeron a medios locales portavoces de los tribunales de justicia.

Alas se sometió hoy a un proceso abreviado mediante un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), que lo acusó el 24 de octubre de 2012 del delito de estupro en perjuicio de una menor de 15 años, cuyo padre interpuso la denuncia ante esa institución.

Como parte del acuerdo con la FGR, durante la audiencia el jugador reconoció y se disculpó por su acción.

La Fiscalía confirmó en un comunicado la condena y precisó que Alas debe hacer "tres disculpas públicas a la menor y a la familia" de ella.

Además, agregó, debe someterse a "un seminario sobre sexualidad y respeto a la mujer que imparte el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer" (estatal).

Alas, asimismo, "no puede ni salir del país ni cambiar de domicilio", y "si incumple cualquiera de las medidas impuestas deberá pasar lo que le queda de la pena en la cárcel", advirtió la Fiscalía.

Alas declaró al Canal 21 de la televisión local que "se llegó a un arreglo de una u otra forma bueno, aunque tenga que pagar una condena de tres años, pero se sustituyó" por trabajo comunitario.

Subrayó que quería ofrecer "disculpas a la menor, a la familia" de ella, y que para él "éste es ya un proceso cerrado".

El tribunal también le ordenó a Alas cerrar sus cuentas en las redes sociales, señalaron las fuentes judiciales.

Al respecto, "espero y pido de favor que la gente que publica cosas (sobre este caso) en redes sociales, en Facebook y Twitter, que ya no sigan publicando más porque no quiero seguir dañando inconscientemente a la menor", enfatizó el jugador.

Esas publicaciones "en vez de ayudarme me perjudican", afirmó el jugador del Luis Ángel Firpo, de la primera división salvadoreña, y puntualizó que "gracias a Dios todo llegó a su fin".

El futbolista permanecía en arresto domiciliario desde el 30 de octubre pasado por disposición de otro tribunal, que también le ordenó pagar "una fianza económica por 10.000 dólares de sometimiento al proceso legal".

El artículo 163 del Código Penal salvadoreño establece que toda persona que tenga relaciones sexuales "mediante engaño" con una persona mayor de 15 y menor de 18 años "será sancionado con prisión de cuatro a diez años".

Empero, la fiscal del caso, Dinora de Sigüenza, explicó a los periodistas que la condena de tres años fue producto del acuerdo, cuya rango de negociación fue de un tercio de la pena mínima hasta la totalidad de ésta, de acuerdo con la ley.