El presidente de la Real Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela, dijo hoy que "no es el momento de abrir debates sobre el capitán de la Davis", Alex Corretja, poco después de que Canadá eliminase a España en la primera ronda de la competición.

Escañuela declaró en Vancouver, donde se disputó la eliminatoria entre Canadá y España, que "no es momento de abrir debates sobre el capitán. Hace sólo tres meses estábamos en una final de la Copa Davis. Ahora no toca".

Canadá sentenció la eliminatoria hoy con la derrota de Guillermo García López ante el número uno canadiense, Milos Raonic. La victoria colocó a Canadá con un 3-1.

Corretja sorprendió hoy al decidir que el transcendental partido contra Raonic (número 15 del mundo) lo jugase el debutante García López, el número 82 del mundo, en vez de Marcel Granollers.

Granollers perdió el viernes su partido contra el número dos canadiense, Frank Dancevic, lo que puso el marcador de la eliminatoria en un 2-0 en contra de España.

Los únicos puntos españoles los consiguieron el sábado la pareja de dobles compuesta por Marcel Granollers y Marc López y hoy, domingo, el número dos español, Albert Ramos, quien ganó a Frank Dancevic cuando la eliminatoria ya estaba decidida.

Escañuela también se negó a achacar la derrota de España, el país número uno del mundo, ante Canadá, el número 12, a las bajas del equipo español.

Además de las ausencias por lesión de Rafael Nadal (5) y Nicolás Almagro (11) se sumaron las bajas de David Ferrer (4) y Fernando Verdasco (24).

"No quiero escuchar nada de las ausencias. En Vancouver han estado los mejores jugadores y lo han dado todo por España. Eso ha sido lo que nos ha hecho grandes. Somos un equipo por encima de individualidades" dijo Escañuela.

El dirigente añadió que "no siempre es posible la victoria pero estoy convencido de que al tenis español le seguirá correspondiendo dar alegrías a sus aficionados y a la sociedad, volveremos a coronar la cima del Everest muy pronto".

Finalmente Escañuela criticó la forma en que se disputa la competición.

"Tenemos que cambiar el formato y el calendario de la Davis, aunque no lo espero de un organismo muerto como la ITF (Federación Internacional de Tenis). Los jugadores son la prioridad para este deporte" terminó señalando.