El Nápoles del delantero uruguayo Edinson Cavani sale a la caza este fin de semana del líder de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana, un Juventus de Turín tocado tras quedar apeado "in extremis" de la final de la Copa de Italia ante el Lazio el martes y el empate con el Génova del sábado.

La vigésima tercera jornada de la Serie A se presenta con el principal atractivo de ver si el Juventus será capaz de no sucumbir a la presión del Nápoles, quien se encuentra en la segunda posición de la tabla a solo 3 puntos del líder, recuperados ya en apelación los 2 puntos de sanción que le había impuesto la Justicia deportiva por su implicación en el escándalo de amaño de partidos.

El Juventus juega este domingo con la ventaja de afrontar su partido ante el Chievo conociendo ya el resultado del encuentro que el Nápoles disputará contra el Catania en casa un día antes, el sábado, todo en una jornada que abre mañana ya el Roma (octavo clasificado) ante el Cagliari.

El equipo turinés, que entrena un ya rehabilitado para los partidos oficiales Antonio Conte, tiene enfrente a uno de los modestos de la Liga italiana, que poco a poco va reivindicando su undécimo lugar en la clasificación de la Liga con resultados como el del pasado sábado ante el Lazio (1-0).

Precisamente el equipo romano será uno de los fantasmas que el Juventus deberá borrar en el partido de este domingo, pues ahora le queda aferrarse a la Liga italiana y la de Campeones, una vez que en semifinales este martes el Lazio le diera el golpe de gracia en el minuto 93 para dejar el 2-1 final que rompía la igualada a 1 de la ida.

El Juventus, al que se incorporará el delantero español Fernando Llorente el próximo julio, ha venido dando muestras en los últimos partidos de debilidad en ataque e inestabilidad en defensa y eso es algo que preocupa a Conte, de cara a poder revalidar el "scudetto".

Por su parte, el Nápoles debe pegar un nuevo acelerón para poder empatar a 49 puntos con el Juventus y enfrente tendrá a un Catania que es séptimo en la tabla, tras haberse impuesto al Fiorentina el pasado domingo.

Tras su victoria por 2 a 1 ante el Parma el pasado domingo, el Nápoles vuelve a mirar hacia el Juventus y sobre el estado de juego de su ahora máximo rival en la pugna por la Liga italiana se ha pronunciado el propio Cavani, uno de los jugadores claves en el buen momento que vive el equipo sureño.

En una entrevista que publica hoy el diario deportivo "La Gazzetta dello Sport", el delantero uruguayo niega que el Juventus esté atravesando crisis alguna, solo acumula unos resultados algo desfavorables.

"Ellos tienen óptimos jugadores que pueden marcar la diferencia, siempre. Pero tendrán que ser buenos gestionando las presiones: saben bien que a su espalda les siguen equipos como el Nápoles, el Lazio y el Inter, dispuestos a atacar", afirma Cavani.

El ya finalista de la Copa de Italia, el Lazio, se enfrentará en esta jornada al Génova para mantener, al menos, esa tercera plaza en la Primera División (43 puntos), una empresa que puede resultar más o menos asequible ante un Génova en horas muy bajas (tercero por la cola).

El cuarto en la tabla, el Inter, le sigue a tres puntos (los mismos que el Nápoles le saca al Lazio), y el Siena será el rival del conjunto "nerazzurro" este domingo, en la búsqueda del equipo milanés por llegar a la cabeza de la tabla.

El quinto, el Milán (también a una distancia de 3 puntos) tendrá en frente al Udinese, en el partido que cerrará la jornada y en el que puede debutar ya como "rossonero" el fichaje estrella de este mercado de invierno en Italia, el delantero italiano Mario Balotelli.

Completan la jornada el Torino-Sampdoria, el Fiorentina-Parma, el Palermo-Atalanta y el Pescara-Bolonia.