El base español José Manuel Calderón puso final a su estancia con los Raptors de Toronto al ser traspasado por el equipo canadiense a los Grizzlies de Memphis junto con el al-pívot Ed Davis por el alero Rudy Gay y el pívot iraní Hamed Haddadi.

Aunque oficialmente todavía no ha sido anunciado el acuerdo entre ambas franquicias, los Raptors esta noche ya no permitieron a Calderón y Davis estar con el equipo para el partido que disputaron contra los Hawks de Atlanta y que perdieron por 93-92.

El jugador español de 31 años, que llevaba algo más de siete temporadas con los Raptors desde que llegó a la NBA, dijo al abandonar la concentración del equipo canadiense que era un momento "difícil".

"Toronto ha sido mi casa por ocho años", declaró Calderón antes de abandonar el campo del Philips Arena, de Atlanta, donde le comunicaron que el equipo ya había llegado a un principio de acuerdo con los Grizzlies, que a su vez no se quedará con el jugador español, sino que será traspasado a una tercera franquicia.

El base de la población extremeña de Villanueva de la Serena, que en lo que va de temporada tiene promedios de 11.1 puntos; 7.4 asistencias y 2.4 rebotes, todavía no sabe a que equipo irá cuando llegue a Memphis, donde está su compatriota y compañero de selección Marc Gasol.

"No sé cual será mi futuro, pero lo que sí tengo muy claro es que he hecho todo lo posible por el equipo. Es difícil. Los aficionados han estado conmigo desde el primer día. Es duro", admitió Calderón ante los periodistas al valorar el traspaso.

Según varias fuentes cercanas a la liga consultadas por Efe, otro equipo que está interesado en Calderón es los Pistons de Detroit, que daría a los Grizzlies al veterano alero Tayshaun Prince y al ala-pívot Austin Daye.

Ambos jugadores fueron colocados hoy en la lista de inactivos y no podrán estar con el equipo para el partido que esta noche disputan contra los Pacers de Indiana.

En la organización de los Pistons nadie quiso hacer ningún comentario oficial sobre la posibilidad del traspaso de Calderón al equipo de Detroit.

Los Mavericks de Dallas también están interesados en conseguir los servicios de Calderón, pero los Grizzlies a cambio quieren que les den al veterano escolta Vince Carter para que cubra en el ataque la vacante dejada por Gay, pero el equipo tejano no quiere desprenderse de él.

Los Grizzlies, si no se quedan con Calderón, no refuerzan el equipo para que puedan ser aun más competitivos, pero al menos se libran del mayor contrato que tenían y que les podía llegar a la ruina económica en las próximas temporadas.

Además que Gay en el último mes no ha estado inspirado en el juego ofensivo, motivo por el que los Grizzlies perdieron el poder ganador que tenían desde que comenzó la nueva temporada.

Gay, que juega su séptima temporada en la NBA, lleva disputados 42 partidos con promedios de 17,2 puntos y 5,9 rebotes, que no han impedido que sea el quinto jugador en los últimos cinco años que es traspasado a pesar de superar la barrera de los 17 tantos y cinco balones capturados bajo los aros.

El exjugador de los Grizzlies, en julio del 2010 firmó un contrato por cinco temporadas y el máximo de 82 millones de dólares, de los que todavía tiene que cobrar 16,5 millones esta temporada y otros 37 más en las dos más que le quedan de contrato.

Los Grizzlies con el nuevo dueño quieren reducir el costo de la nómina y la pasada semana ya traspasaron a los Cavaliers de Cleveland al ala-pívot Marreese Speights para reducir en 6,4 millones de dólares la nómina y de esta manera evitar el tener que pagar un impuesto de lujo de cuatro millones de dólares esta temporada.

Los directivos del equipo dijeron que con el traspaso de Speights la franquicia ya no tendría que hacer ningún otro cambio esta temporada, pero los hechos demuestran todo lo contrario.

La salida de Gay libera a un más el tope salarial de los Grizzlies y tendrán más posibilidades de mantener a los dos jugadores que dentro del equipo se consideran "intocables" como son Gasol y el ala-pívot Zach Randolph.

Los Grizzlies se mantiene entre los seis mejores equipos de la Conferencia Oeste desde que el la temporada del 2010-11 consiguieron llegar a la fase final y eliminar en la primera ronda a los grandes favoritos de los Spurs de San Antonio y perdieron las semifinales ante los Thunder de Oklahoma City (3-4), que Gay no jugó por estar lesionado del hombro izquierdo.

El equipo de Memphis, que en la actualidad tiene marca ganadora de también van a recibir de los Raptors los derechos de una segunda selección en el próximo sorteo universitario.