El español David Ferrer consideró hoy que es mejor jugar peor en la penúltima ronda de un Grand Slam que en la primera, tras ser apabullado por el serbio Novak Djokovic en el Abierto de Australia.

"Desde luego no estoy contento con mi juego esta noche, pero prefiero jugar peor en las semifinales que en la primera ronda", comentó Ferrer tras caer en 89 minutos ante el jugador serbio, después de cometer 32 errores no forzados.

"No he tenido ni una sola oportunidad de ganar esta noche, no hay nada más que decir. Ha sido mejor que yo en todos los momentos. Djokovic ha sido mejor en cada faceta del juego", admitió Ferrer.

"Nunca he perdido así, 6-2 6-2 6-1. Han sido tres buenas semanas para mí, alcanzando las semifinales", dijo Ferrer, ganador a principios de año del torneo de Auckland.