El Gobierno brasileño descartó que el atraso de las obras complementarias en materia de energía en nueve capitales del país ponga en riesgo el suministro de la electricidad durante el Mundial de Fútbol de 2014, según informaron hoy fuentes oficiales.

El director general de la estatal Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), Nelson Hubner, manifestó que el país tiene hoy condiciones de "seguridad eléctrica" para realizar el Mundial, independiente de los atrasos en algunas obras.

"Lo que estamos haciendo es un conjunto de obras adicionales para dar mucha más seguridad, por exigencia de la FIFA. Es una redundancia de la redundancia", declaró Hubner a periodistas en la capital brasileña.

De acuerdo con Hubner, las obras atrasadas son el sector de distribución y "están en ejecución para ser entregadas en los plazos necesarios".

La Aneel y el Ministerio de Minas y Energía divulgaron comunicados en el que se garantiza "con total seguridad" el abastecimiento eléctrico durante el Mundial, a diferencia de lo que informaron algunos medios sobre los riesgos que corría ese sector por los atrasos en nueve de las doce ciudades sedes.