Los Suns de Phoenix dieron a conocer hoy el fichaje de Lindsey Hunter como entrenador interino del equipo hasta el final de temporada.

Hunter, de 42 años, pasó 17 temporadas como jugador profesional de la NBA, pero no tiene experiencia como entrenador.

La elección de Hunter se dio sólo dos días después de que los Suns y su exentrenador, Alvin Gentry, llegaron a un acuerdo para que dejara el puesto, de acuerdo a lo que informó el propio equipo.

Lance Blanks, gerente general del club, indicó que el cambio se debe a que los Suns "necesitaban una nueva motivación".

Agregó que "necesitábamos algo que sacudiera nuestro sistema, a los jugadores, y tomamos el riesgo, aunque creemos que nuestra contratación es la persona perfecta para que habernos propuesto el cambio".

Hunter será el entrenador que dirija a los Suns durante los restantes 41 partidos de la presente temporada.

Blanks destacó que Lindsey "cree que él puede llevarnos a terminar la temporada y hacer las cosas que necesitamos como organización y, lo más importante, hacer lo necesario con los jugadores dentro del campo".

Como base en su etapa de jugador, Hunter perteneció a cinco equipos de la NBA, y logró promedios de 8,5 puntos, 2,7 asistencias, 1,2 recuperaciones de balón, en los 937 partidos que disputó, incluyendo 438 como titular.

Hunter también ganó un título con los Lakers de Los Ángeles en el 2002, y con los Pistons de Detroit en el 2004.

El nuevo entrenador de los Suns se retiró como profesional en la temporada del 2010, pero participó desarrollando jugadores para los Pistons antes de ser contratado por los Suns.

"Desde siempre me he considerado un entrenador, alguien que está junto a los jugadores en todo momento. Yo he admirado mucho eso de los entrenadores que se involucran con los jugadores, y ahora es algo que ya estoy haciendo", dijo Hunter.

Los Suns (13-28), han perdido trece de los últimos quince partidos, incluyendo cuatro seguidos en su campo, y son últimos en la División Pacífico, con la peor marca en la Conferencia Oeste.