El español Alberto Contador, que mañana comienza a disputar el Tour de San Luis, en Argentina, declaró hoy que la entrevista en la que estadounidense Lance Armstrong confesó haberse dopado "no pilló por sorpresa a nadie", y agregó que "es duro para la imagen del ciclismo".

"Ya se ha hablado mucho de esa entrevista, pero lo que dijo no pilló por sorpresa a nadie", señaló Contador durante una rueda de prensa la víspera del comienzo del Tour de San Luis, en Argentina.

"Es duro para la imagen del ciclismo, pero me quedo con lo que puede ser bueno: tal vez así podremos cerrar este capítulo de esa década y centrarnos en el presente y el futuro de este bonito deporte".