El ciclista británico David Millar (Garmin), ciclista en activo arrepentido de haberse dopado tras cumplir dos años de sanción, considera que la vida del estadounidense Lance Armstrong "ya no será igual" tras su confesión porque "sus hijos seguirán yendo al colegio y verán que su padre ya no es un ídolo, sino un paria".

"Comprendo su sufrimiento. Éramos muy amigos y le conozco, por eso creo que su vida no será igual a partir de ahora. Sus hijos irán al colegio, y su padre ya no será el mejor, un ídolo, sino un paria", señaló en Madrid durante el primer Debate sobre Salud y Deporte que organiza la Agencia Española Antidopaje.

Millar, con triunfos de etapa en Tour, Vuelta y Giro, señaló "el juego táctico" de Armstrong en la entrevista.

"No me ha sorprendido, hace un juego táctico. Está diciendo la verdad, pero aunque sea solo en parte sirve para avanzar y cerrar esa época", dijo

Respecto a su experiencia señaló: "Ojalá hubiera podido yo decir la verdad a la Winfrey y no a la policía de Biarritz. Armstrong tiene una tormenta de mierda y ha decidido decir la verdad a su manera. Eso es bueno para el deporte, pero aun no estamos fuera de la crisis que inunda al ciclismo".

Matizó Millar que "no todos" son iguales. "Murieron tres ciclistas pero otros tienen en su cabeza que no hacían trampas".

"Se trata de un plano moral y ético diferente. Unos le dan vueltas a la practica dopante y otros no. Lance nunca pensó que mentía, hacia lo que creía que tenía que hacer", añadió.

"A veces la gente hace trampas en los exámenes y piensan que usan las reglas correctamente. Todos tenemos formas diferentes de operar", concluyó.