Los españoles Nicolás Almagro y David Gimeno-Traver tuvieron que sufrir en su debut en el Abierto de Australia de tenis, primer Grand Slam de la temporada, pero finalmente lograron su clasificación para la segunda ronda.

Almagro, décimo cabeza de serie, se impuso al estadounidense Steve Johnson por 7-5, 6-7 (4), 6-2, 6-7 (6) y 6-2 en un partido maratoniano que supuso para el español una auténtica prueba de fuego en este primer Gran Slam.

El primer set supuso una premonición de lo que iba a pasar en el resto del partido. Ambos jugadores jugaron de poder a poner y hasta el undécimo juego el español no logró situarse por delante para llevarse la manga.

En la siguiente el estadounidense echó el resto y supo aprovechar los fallos del español para igualar la contienda y aunque en la tercera manga Almagro puso las cosas en su sitio con un claro 6-2, en la cuarta con todo a su favor sufrió un bajón de juego que permitió al norteamericano forzar el quinto set.

En este último Nicolás Almagro estuvo a la altura y dejó ya a un agotado rival sin posibilidades de dar la sorpresa.

También Daniel Gimeno-Traver tuvo que apurar hasta la quinta manga para imponerse al polaco Lukaz Kubot por 6-7 (4), 6-4, 6-0, 4-6 y 6-4 en otro encuentro agotador que pudo haberse decantado del lado del español mucho antes.

El español con 15 saques directos demostró su fuerza con su primer servicio, arma que fue fundamental en su victoria.

También en el cuadro masculino el japonés Kei Nishikori (16) venció al rumano Victor Hanescu por 6-7 (5), 6-3, 6-1 y 6-3, mientras que el suizo Stanilas Wawrinka (16) venció al alemán Cedrik Marcel Stebe por 6-2, 6-4 y 6-3.