La selección de balonmano de Macedonia, capitaneada por Kiril Lazarov, impuso su mayor experiencia y capacidad goleadora (30-28) ante la de Chile que, en su segunda participación en un Campeonato del Mundo, evidenció muy buenas maneras, en el primer partido del grupo B del Mundial España 2013.

Pese al triunfo de los macedonios, el partido estuvo bastante equilibrado y a las desventajas en el marcador, Chile ofreció reacciones fulgurantes, sobre todo por medio de un contragolpe rapidísimo y eficaz que, en algunos momentos, desconcertó a la zaga balcánica.

El contragolpe le funcionó muy bien a Chile que no solo neutralizó la desventaja del marcador 4-3, a los diez minutos, sino que le dio la vuelta para ponerse por primera vez por arriba con 4-5 (minuto 12).

La renta la amplió merced al acierto goleador de Salinas que puso un 4-7 en el luminoso cuando no se había cumplido el minuto trece, aunque su mayor diferencia la consiguió en el primer cuarto de hora con un claro 5-8.

Macedonia sacó fuerzas de flaquezas para, primero, fijar sus líneas, y luego asestar varios golpes ante un rival que pareció acusar la reacción de los balcánicos y encajar un 1-4, para irse en el marcador con 10-9 a cinco minutos del final del primer periodo.

Incluso pudo ser mayor la desventaja de los chilenos, pero el guardameta René Oliva hizo dos paradas de enorme mérito en contragolpes de los macedonios.

René Oliva fue providencial en este primer periodo, con intervenciones que dejaron a su equipo "metido" en un partido jugado con mucha intensidad y con detalles de calidad en algunos momentos, para acabar al descanso con un doce-diez.

En el segundo tiempo, Macedonia salió con más ambición y, guiada por Kiril Lazarov empezó a poner tierra de por medio hasta conseguir una máxima ventaja de seis goles 18-12 (m.37)y 19-13 (m.39).

Cuando peor lo tenían los chilenos, abrumados por las oleadas de ataque de Macedonia, cuatro contragolpes fueron "mortales" de necesidad para reducir las diferencias a solo dos goles: 21-19 (m.43), y luego a uno solo: 23-22, a los 46 minutos.

Reaccionó nuevamente Macedonia con Lazarov y Manaskov, como baluartes, para coger ventaja de cuatro goles 27-23 (m.53), aunque Salinas y Emil Feuchtmann, en dos nuevos contragolpes se acercaron en el marcador (27-25) (m.54).

El último tramo fue trepidante porque a los goles de Macedonia el equipo chileno respondió devolviéndolos para llegar al último minuto con un 30-28 y posesión de balón que, finalmente, no supo aprovechar y caer con decoro en su primera cita en la capital andaluza.

Ficha técnica:

30 - Macedonia (12+18): Ristovski, Manaskov (6), Angelovski (1), Lazarov (8, 4p)), Jonovski (-), Velko Markovski (1) y Georgievski (2) -equipo inicial-, también jugaron Mirkulovski (2), Nikola Markovski (2), Mojsovski (4), Stoilov (4), Mitrvski (ps), Risvtoski (-), Milan Levov (-)

28 - Chile (10+18): Oliva; Rodrigo Salinas (8), Emil Feuchtmann (5), Erwin Feutchmann (2), Maurin (2), Del Río (1) y Harald Feutchmann (1) -equipo inicial- Araya (-), Díaz (-), Donoso (2), Patricio Martínez (4), Esteban Salinas (2). Jofre (1), Barrientos (ps).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 5-8, 8-8, 11-9. y 12-10. (descanso). 14-12, 20-14, 22-20, 25-22 y 27-25 y 30-28 (final).

Árbitros: Nanga Coulibaly y Mamoudou Diabaté, de Costa de Marfil. Excluyeron por dos minutos a Erwinm Feutchmann, Nicolás Jofre, Emil Feutchmann y Maurin, por Chile; y a Markoski, Jonovski, y Levov por Macedonia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo B del Campeonato del Mundo de Balonmano España 2013, disputado en el pabellón municipal de deportes de San Pablo, de Sevilla, ante unos 500 espectadores.