Equipos de socorristas georgianos hallaron hoy los cuerpos sin vida de tres montañeros rusos arrastrados por un alud en el monte Kazbek el pasado 2 de enero, informaron a Efe fuente médicas locales.

En la búsqueda de los alpinistas extraviados participaron unos 30 socorristas, dijo en conversación telefónica con Efe Vazha Gudushauri, jefe de centro médico de la localidad de Kazbegi, adonde serán trasladados sus cadáveres.

Los fallecidos formaban parte de un grupo de cuatro montañeros que descendían de un glaciar, de los cuales sólo uno, Maxim Stepánov, de 18 años, sobrevivió al alud.

Stepánov fue encontrado por los empleados de una estación meteorológica próxima al lugar donde se produjo el accidente, en el que murieron su padre, Serguéi, su hermano, Stepán, y Serguéi Movchán, amigo de su padre.

"Hoy mismo Maxim regresó a su país. Vinieron a buscarlo unos familiares", dijo Gudushuri.

El Kazbek, de 5.407 metros de altura, es la segunda cumbre más alta de la cordillera del Cáucaso, frontera natural entre Georgia y Rusia.