Los pronósticos se cumplieron y ninguno de los candidatos de la promoción del 2013 al Salón de la Fama consiguieron los votos necesarios para estar al lado de los legendarios de todos los tiempos.

El resultado de la votación dado a conocer hoy por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica fue el octavo en la historia del premio que no hay elegidos y el primero desde la temporada de 1996.

La organización responsable de la votación tampoco eligió a nadie para entrar al Saló de la Fama en las promociones de 1945, 1946, 1950, 1958, 1960 y 1971.

Como se esperaba los extoleteros, el estadounidense Barry Bonds, y el dominicano Sammy Sosa, además del exlanzador Roger Clemens, quedaron fueron ante las sospechas que existen sobre el consumo de esteroides.

Bonds recibió apenas el 36,2 por ciento de los votos; Clemens sacó 37,6 y Sosa logró sólo el 12,5, de cuerdo al resultado oficial de la votación.

Los tres figuraron por primera vez en la papeleta, pero tendrán 14 años adicionales para lograr el ingreso al Salón de la Fama, que se encuentra en Cooperstown (Nueva York).

Bonds, el único pelotero en ganar el premio al Jugador Más Valioso (MVP), posee la marca de jonrones en una temporada y primero en la lista de todos los tiempos con 762 cuadrangulares.

Clemens, el único en ganar el Cy Young en siete oportunidades, ocupa el tercer lugar en la lista histórica de ponches y noveno en victorias.

Bonds ha negado que usó con intención substancias para mejorar el rendimiento y fue encontrado culpable por un cargo de obstrucción de justicia por dar una respuesta evasiva en 2003 a un jurado investigador.

Clemens fue exonerado de cargos de perjurio por el testimonio que dio ante al Congreso, en el cual negó haber consumido substancias prohibidas.

Sosa, que logró 609 jonrones en su carrera, estuvo entre los jugadores que dieron positivo en 2003 dentro de una serie de pruebas anónimas realizadas por Grandes Ligas, informó en el 2009 el periódico "The New York Times".

Durante una comparecencia ante una comisión del Congreso de Estados Unidos en 2005, Sosa declaró que nunca usó substancias prohibidas para mejorar su rendimiento en el campo.

La normativa que rige la votación, incluye una cláusula que dice: "el voto se debe fundamentar en la trayectoria del jugador, su talento, integridad, espíritu deportivo, carácter y aportes al equipo (s) en el que pelotero formó parte".

La presidenta de la Asociación de Crónistas de Béisbol de Norteamérica, Susan Slusser, declaró que no dio su voto a Bonds, Clemens o Sosa.

El exjugador de los Astros de Houston, Craig Biggio, que ocupa el vigésimo puesto en la lista histórica de imparables con 3.060, fue el más votado de los 37 candidatos al conseguir un 68,2 por ciento de las 569 papeletas contabilizadas. Se quedó corto por 39 votos del 75 por ciento mínimo necesario.

Las dos ocasiones previas que los cronistas no eligieron a nadie fueron cuando Yogi Berra fue primero en la votación de 1971 con un 67 por ciento y Phil Niekro encabezó la de 1996 con 68.

Ambos fueron exaltados en los años posteriores tras obtener el 75 por ciento mínimo que se necesita.

Dentro de los jugadores que debutaron en la lista de los votados, Mike Piazza obtuvo el mayor número de adhesiones con 57,8 por ciento seguido por el exlanzador Curt Schilling con 38,8 por ciento.

Entre los que repetían, Jack Morris fue el mejor con 67,7 por ciento. Morris aparecerá por última vez en la papeleta el año próximo, en el que Greg Maddux, Tom Glavine, Mike Mussina y Frank Thomas harán su estreno.

Mark McGwire, con 16,9 por ciento, y el cubano Rafael Palmeiro, que logro un con 8,8 por ciento consiguieron los votos suficientes para seguir bajo consideración.

Ambos extoleteros también han sido rechazados debido a su vinculación con los escándalos de dopaje.

El puertorriqueño Edgar Martínez recibió un 35,9 por ciento para mantenerse vigente.

Pero los boricuas Bernie Williams (3,3) y Sandy Alomar Jr. (2,8) y el dominicano Julio Franco (1,1) quedaron fuera. Los dominicanos Roberto Hernández y José Mesa no recibieron ningún voto. Williams cumplía su segundo año en la papeleta y los demás lo hicieron por primera vez.

Se emitieron cuatro votos menos que el año pasado y se recibieron cinco papeletas en blanco.