El Gobierno de Bolivia ha pedido el apoyo de Perú y Argentina para que un corredor del territorio boliviano sea incluido en la ruta del Rally Dakar 2014 porque ese respaldo es una condición de los organizadores del torneo para considerar su petición, informaron hoy las autoridades.

Los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Culturas, Pablo Groux, informaron en rueda de prensa que visitaron Perú para estar en la inauguración de la competencia y conversaron con el presidente Ollanta Humala y varios ministros de ese país, así como con "altas autoridades del Gobierno argentino".

Quintana y Groux también se reunieron con los dirigentes de la competencia, Etienne Lavigne y Gregory Murac, que les explicaron que una de las condiciones para que Bolivia sea parte del evento es contar con el apoyo de los países vecinos de Perú y Argentina.

Los ejecutivos pidieron también a Bolivia un pago de cuatro millones de dólares para gastos operativos y además garantizar un aeropuerto internacional, condiciones impecables de aduana, migraciones y seguridad en el lugar por donde podría pasar la competencia.

El ministro Quintana consideró que la suma de cuatro millones fue una "cifra modesta" para Perú y Argentina, porque en el caso peruano el país obtuvo réditos por 70 millones de dólares.

Las gestiones bolivianas para ser parte del rally comenzaron el 2011 con el interés expresado por el presidente Evo Morales a los organizadores y continuarán con las negociaciones en los siguientes meses con el respaldo del mandatario, indicaron los ministros.

Bolivia planteó el año pasado que el rally incluya el salar de Uyuni, desierto de 10.000 kilómetros cuadrados a 3.700 metros sobre el nivel del mar, en el departamento andino de Potosí, fronterizo con Chile y Argentina.

No obstante, hoy las autoridades bolivianas dijeron que aún no está claro cuál sería el territorio por donde pasaría si bien puede ser el suroeste del país, donde se encuentra Uyuni.