La combinación del base Kemba Walker y el pívot congoleño Bismack Biyombo fue la clave que permitió a los Bobcats de Charlotte ganar en la prórroga por 101-108 a los Pistons de Detroit.

Walker aportó 20 puntos y siete asistencias que lo dejaron al frente de una lista de seis jugadores de los Bobcats que tuvieron números de dos dígitos.

Incluido el escolta reserva Ben Gordon que consiguió 18 puntos, mientras que el ala-pívot Tyrus Thomas logró 13 tantos y capturó cinco rebotes.

Pero fue Biyombo, en su mejor partido en lo que va de temporada, el que impuso su presencia bajo los aros y con un doble-doble de 10 puntos y 17 rebotes estableció la diferencia a favor de los Bobcats (9-24), que ganaron el segundo partido en los últimos 21 que han disputado.

El base reserva Ramon Sessions también ayudó al triunfo del equipo propiedad de Michael Jordan al anotar 15 puntos.

El veterano ala-pívot Tayshaun Prince aportó 21 puntos, siete rebotes y tres asistencias que lo dejaron al frente del ataque de los Pistons (13-23).

Pero su equipo no pudo evitar la derrota y romper racha de cuatro triunfos consecutivos que habían conseguido, la mejor en lo que va de temporada.

El pívot Greg Monroe consiguió un doble-doble de 18 puntos y 14 rebotes, mientras que el escolta reserva Rodney Stuckey aportó 18 tantos y el base titular Brandon Knight llegó a las 12 anotaciones.

El ala-pívot reserva dominicano Charlie Villanueva logró nueve puntos en los 19 minutos que jugó al encestar 3 de 8 tiros de campo, que fueron todos triples, capturó dos rebotes y puso un tapón.