La ronda de comodines de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) se completó hoy domingo con los triunfos de los Ravens de Baltimore y de los Seahawks de Seattle que se unieron a los que ayer, sábado, también lograron los Texans de Houston y los Packers de Green Bay.

Los cuatros equipos se unieron a los Broncos de Denver, Patriots de Nueva Inglaterra, 49ers de San Francisco y Falcons de Atlanta para decidir a los finalistas de la Conferencia Americana (AFC) y Nacional (NFC), respectivamente, de cara a seguir en la lucha por el título del Super Bowl.

En la AFC, los Texans y los Ravens fueron los protagonistas de la fase de comodines, al conseguir sus boletos para la siguiente ronda de la final al hacer buenos los pronósticos de favoritos y además tener la ventaja de campo.

Mientras que en la NFC, los Packers también cumplieron con los pronósticos y aprovecharse de la ventaja de campo, pero los Seahawks dieron la sorpresa al ganar de visitantes a los Redskins, que salían como favoritos en el duelo de mariscales de campo novatos.

Los Texans hicieron despliegue de una poderosa defensa para conseguir un triunfo por 19-13 contra los Bengals de Cincinnati.

El protagonista del partido fue el corredor Arian Foster, que sumó 140 yardas por tierra y un "touchdown" que lo dejaron como jugador clave en el triunfo de la escuadra tejana.

El equipo de Houston llegó a la primera fase final con dos derrotas consecutivas, pero Foster se encargó de detener la mala racha y se convirtió en primer jugador en la historia de la NFL en conseguir al menos 100 yardas en cada uno de sus primeros tres duelos de fase final.

El mariscal de campo de los Texans, Matt Schaub, completó 29 de 38 pases para 262 yardas, sin envío de anotación y le interceptaron un pase.

Los Texans viajarán hasta Massachusetts, donde el domingo se enfrentarán a los Patriots, que evitaron la serie de comodín de la AFC y además se quedaron con la ventaja de campo.

El 10 de diciembre, los Texans visitaron a los Patriots y perdieron por paliza de 42-14, por lo que esta vez tratarán de buscar la revancha.

Los Bengals quedaron eliminados de la contienda final y el equipo de Cincinnati no ha ganado un partido de fase final desde 1991 para poseer la racha más amplia de la NFL en ese apartado.

En el primer duelo de la Nacional, la labor del mariscal de campo Aaron Rodgers y el apoyo que tuvo del cuadro defensivo permitieron a los Packers vencer 24-10 a los Vikings de Minnesota.

Rodgers lanzó un pase de touchdown y el receptor John Kuhn anotó dos veces para darle a los Packers la victoria y la revancha de la derrota sufrida el pasado domingo en Minneapolis (37-34).

El safety Charles Woodson, que hizo sentir de inmediato su presencia al realizar cuatro placajes, no había jugado desde el 21 de octubre, por una fractura en la clavícula, pero esta vez fue decisivo en el campo de juego.

Los Packers tendrán que viajar el próximo sábado a San Francisco, donde se enfrentarán al equipo local de los 49ers, que tuvieron descanso en la primera ronda de la fase final y ventaja de campo para el partido de la serie divisional.

Esta vez el corredor estelar Adrian Peterson, máximo aspirante al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL, tampoco pudo ser factor ganador en el ataque de los Vikings al quedarse con sólo 99 yardas de avance por tierra y sin ninguna anotación en 22 acarreos.

La jornada de la fase de comodines se completó con los duelos dominicales que protagonizaron los Ravens contra los Colts de Indianápolis y los Seahawks frente a los Redskins.

El receptor Anquan Boldin impuso marca de franquicia al conseguir 145 yardas y cinco recepciones, incluyendo la que marcó el touchdown del triunfo, para que los Ravens vencieran 24-9 a los Colts.

Los campeones de la División Norte de la AFC, los Ravens, se enfrentarán a los Broncos el próximo sábado en el Mile High Stadiumd, de Denver. El duelo será de revancha después de que los Broncos vencieron 34-17 a los Ravens hace tres semanas.

El partido de la ronda de comodines marcó el último del linebacker estelar de los Ravens, Ray Lewis, en Baltimore en su carrera, antes de que se retire al concluir la presente temporada, de acuerdo a lo que el propio jugador declaró esta misma semana.

En lo que les reste a los Ravens en la presente fase final, no volverán a jugar en su campo, por lo que Lewis hizo su última aparición en la casa de su equipo, consiguiendo 13 placajes.

Mientras que el corredor estelar Marshawn Lynch consiguió 131 yardas y anotó el touchdown que marcó la diferencia para darle el triunfo a los Seahawks, que vencieron 14-24 a los Redskins de Washington en el duelo de mariscales de campo novatos.

La victoria permite al equipo de Seattle detener una racha de ocho derrotas consecutivas en partidos de fase final como equipo visitante y a su mariscal de campo Russell Wilson ser el gran triunfador individual.

Con su triunfo los Seahawks se ganaron el derecho de visitar el domingo de la próxima semana a los Falcons, en la segunda fase final, que se jugará en el Georgia Dome, de Atlanta.

Los Redskins, además de quedar eliminados de la ronda final, perdieron durante el último cuarto a su mariscal de campo Robert Griffin III, con una lesión en la rodilla derecha, la que hace un mes se lastimó y que le impedirá jugar el Pro Bowl para el que había sido elegido por primera vez.