El británico Andy Murray, campeón olímpico de tenis, defenderá mañana su título de Brisbane tras conseguir hoy plaza en la final por retirada del japonés Kei Nishikori debido a una lesión de rodilla.

Nishikori, quinto cabeza de serie, comenzó arrollador (4-1) en el primer set, pero Murray se anotó ocho juegos consecutivos ante un rival renqueante que necesitó la ayuda del fisioterapeuta antes de abandonar cuando el marcador favorecía al escocés por 6-4 y 2-0.

Murray tendrá enfrente mañana a Grigor Dimitrov, un jugador de 21 años que disputará la primera final de su vida. El búlgaro venció en semifinales al chipriota Marcos Baghdatis por 6-3, 5-7 y 7-6 (5).

Dimitrov, el más joven entre los 50 primeros de la clasificación mundial, cobró una rápida ventaja de 3-0 en apenas ocho minutos y un solo "break" le bastó para apuntarse la primera manga.

Baghdatis, número 38 en la lista mundial, reaccionó en el segundo set y llevó el partido igualado hasta el juego decisivo de desempate, en el que sufrió una penalización por tiempo cuando ya tenía un minibreak en contra, circunstancia que contribuyó a su derrota final.

Dimitrov, que en 2012 alcanzó las semifinales en Queen's, Bastad y Gstaad, debutará mañana en una final, y frente al campeón olímpico Murray.