El escolta James Harden siguió en plan estrella e imparable en la labor ofensiva de los Rockets de Houston que ganaron a domicilio por 101-115 a los Bucks de Milwaukee.

Los Rockets, que lograron la tercera victoria consecutiva, se apoyaron e los 29 puntos, siete asistencias, cuatro recuperaciones de balón y dos rebotes que aportó Harden.

La gran labor de Harden, que jugó 38 minutos, permitió a los Rockets (19-14) ganar 10 de los últimos 13 partidos y se acercan al segundo lugar de la División Suroeste, que ahora ocupan los Grizzlies de Memphis (20-10).

Junto a Harden, el escolta-alero argentino Carlos Delfino, exjugador de los Bucks la pasada temporada, también encontró su mejor toque de muñeca en la vuelta al BMO Harris Bradley Center, donde aportó 22 puntos.

Delfino disputó 28 minutos, en los que encestó 8 de 11 tiros de campo, incluido 6 de 7 triples, logró tres rebotes, una asistencia, y recuperó dos balones.

El argentino vistió la camisa del equipo de Milwaukee del 2009 al 2012 antes de firmar con los Rockets.

El ala-pívot Patrick Patterson y el base Tony Douglas, que también jugaron como reservas, aportaron 18 puntos cada uno, mientras que el pívot turco Omer Asik logró 13 tantos y ocho rebotes que lo dejaron como el quinto jugador de los Rockets que tuvieron números de dos dígitos.

El base estadounidense de origen taiwanés Jeremy Lin aportó ocho puntos y siete asistencias, las mismas que tuvo el alero Chandler Parsons.

Los Bucks (16-15) perdieron a pesar de tener el apoyo del base Brandon Jennings, que anotó 16 puntos y encabezó una lista de siete jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

El escolta Monta Ellis y el escolta-alero reserva Mike Dunleavy encestaron 12 puntos cada uno, que no impidieron la derrota de los Bucks, la tercera consecutiva.