El serbio Novak Djokovic ha sufrido un susto hoy, después de su victoria sobre el italiano Andreas Seppi (6-3 y 6-4) en su debut en la Copa Hopman mientras firmaba autógrafos después del partido, cuando se lesionó una pierna al ser empujado por los aficionados.

El número uno del mundo abandonó la pista dejando sus raquetas y bolsa para encaminarse hacia el túnel que conduce a los vestuarios para ser atendido por el fisioterapeuta.

El incidente se produjo después de imponerse a Seppi en su debut en este torneo que se disputa en Perth al que llegó el domingo, tras hacerse por segundo año consecutivo con la exhibición de Abu Dabi.

El jugador de Belgrado no pudo acabar la entrevista con una emisora de televisión. Antes, el número uno del mundo había señalado que tenía problemas de sueño debido a la diferencia horaria. "Esta mañana parecía un sonámbulo. Rompí el hielo después del primer set y entonces empecé a sentirme mejor", dijo sobre el partido.