La selección de Euskadi (Euskal Selekzioa), fiel a su cita navideña, recibe mañana en el estadio de Anoeta a Bolivia con la presencia de Xabi Alonso como uno de sus principales atractivos.

El centrocampista del Real Madrid dará solidez al centro del campo de la Euskal Selekzioa, en el que se echarán de menos las bajas de última hora del realista Asier Illarramendi y de Jose Javier Barkero, del Levante.

Ocho equipos aportan jugadores al combinado vasco, con notable presencia de nombres de la Real Sociedad y del Athletic de Bilbao.

75 años después del primer encuentro de la selección de Euskadi, la reivindicación de oficialidad de la selección irá unida como en años anteriores a este encuentro.

Se encontrarán en los banquillos José María Amorrortu y Mikel Etxarri en el lado vasco y Xabier Azkargorta en el sudamericano, que reedita un partido en el que también fue protagonista hace 19 años como técnico boliviano.

Azkargorta, además del árbitro Pérez Lasa, será homenajeado en un estadio de Anoeta que toma el relevo del clásico San Mamés, con la duda de si la afición responderá en masa como ocurre en el foro bilbaíno habitualmente.