El mariscal de campo novato de los Eagles de Filadelfia, Nick Foles, sufrió una fractura en la mano derecha y no jugará el domingo cuando el equipo se enfrente a los Giants de Nueva York en el último partido de la temporada regular de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

El anuncio fue hecho hoy lunes por el entrenador en jefe de los Eagles, Andy Reid, que también adelantó que el estelar Michael Vick volvería a ocupar el puesto de mariscal de campo titular.

"Nick obviamente no jugará" esta semana, declaró Reid, respecto a la lesión en la mano de lanzar de Foles. "Esto fue algo que apareció en la resonancia magnética de esta mañana, que no se presentó en los rayos-X que le habían hecho en el campo al concluir el partido ante los Redskins de Washington.

"Hay una muy buena posibilidad de que Michael (Vick) sea el titular. Eso es lo que estamos viendo en este momento. Esa es la dirección en la que voy mientras hablamos en este momento", señaló Reid. "He hablado hoy con Vick y estoy convencido que está listo para volver a jugar".

Reid dijo que durante el entrenamiento de la pasada semana vio como Vick había lanzado bien y sin ningún tipo de molestias físicas.

No está claro en qué momento se lesionó Foles, que concluyó el partido con 32 pases completos en 48 intentos para ganancia de 345 yardas con un touchdown y una interceptación en la derrota por 20-27 ante los Redskins.

Vick estuvo inactivo en el partido, aunque había sido dado de alta para jugar después de perderse cinco encuentros por una conmoción cerebral.

Foles lo reemplazó como titular y realizó una buena labor a pesar de la derrota que sufrió el equipo, que está ya eliminado de la fase final.

Los Eagles tienen marca perdedora de 4-11, y la seguridad de Reid en su puesto ha sido tema de especulación esta temporada, sin que tenga asegurada su continuidad en el cargo al concluir la presente campaña, en la que los Eagles han vuelto a ser un equipo "decepción" y sorpresa "negativa".