El corredor estelar Adrian Peterson, un nativo de Palestine (Texas), no pudo llegar a las 2.000 yardas en lo que va de temporada, pero ayudó a los Vikings de Minnesota a ganar a domicilio por 6-23 a los Texans de Houston en la decimosexta semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Peterson corrió para 86 yardas y se quedó a las puertas de la marca de las 2.000 en una sola temporada, pero los Vikings (9-6) mantienen vivas las esperanzas de estar en la fase final de la Conferencia Nacional (NFC).

El mariscal de campo Christian Ponder lanzó un pase de anotación, el corredor Toby Gerhart aportó otro 'touchdown' y el pateador Blair Walsh consiguió tres goles de campo para los Vikings.

La derrota les impidió a los Texans (12-3) asegurarse la ventaja de campo durante toda la fase final de la Conferencia Americana (AFC), que puede ser para los Broncos de Denver o los Patriots de Nueva Inglaterra.

Los Texans podrían quedarse sin competir en la primera ronda de la fase final si esta noche los Broncos pierden su partido que disputan contra los Browns de Cleveland.

Paterson tuvo su marca más baja esta temporada desde el pasado 14 de octubre ante los Redskins de Washington, cuando avanzó sólo 79 yardas por tierra.

El corredor estelar de los Vikings tiene 1.898 yardas y necesita 208 para batir la marca individual que hay establecida dentro de la NFL por Eric Dickerson.

Los Texas fallaron a conseguir una anotación de 'touchdown' por primera vez desde la temporada del 2006.

El mariscal de campo estelar de los Texans, Matt Schaub, completó 18 de 32 pases para ganancia de 178 yardas, no le interceptaron ningún envío y dejó en 72,1 su índice pasador.