El escolta Joe Johnson anotó hoy 22 puntos, encabezó una lista de seis jugadores que consiguieron números de dos dígitos y los Nets de Brooklyn vencieron por 95-92 a los Sixers de Filadelfia, en el clásico de equipos de la División Atlántico.

Junto a Johnson, que anotó tres triples de cinco intentos y capturó siete rebotes, el base Derron Williams aportó 16 puntos y cinco asistencias que lo dejaron como segundo máximo encestador.

Mientras que el ala-pívot Gerald Wallace y el pívot cubano-estadounidense Brook López anotaron 14 puntos cada uno, el escolta Keith Bogans, que salió de titular, llegó a los 13 y los Nets (14-12) rompieron racha de tres derrotas consecutivas.

Como equipo, los Nets consiguieron un 45 por ciento de acierto (33-74) en los tiros de campo y el 36 de triples (8-22), comparados al 43 (38-88) y 44 (8-18), respectivamente, de los Sixers.

El base Jrue Holiday, con 24 puntos, nueve asistencias y seis rebotes, fue el mejor jugador de los Sixers (13-15), que no pudieron repetir triunfo.

El alero Thaddeus Young se convirtió en el segundo mejor encestador de los Sixers y dominó en el juego bajo los aros al conseguir cifras dobles de 18 puntos y 10 rebotes.

El partido quedó sentenciado a favor de los Nets con siete segundos para concluir el tiempo reglamentario después que Williams, con dos tiros de personal, estableció un marcador parcial de 94-90, y aunque el escolta-alero Evan Turner anotó con penetración para los Sixers, Johnson desde la línea de personal puso el definitivo 95-92.

El triunfo dio un respiró a los Nets en su racha perdedora (seis partidos consecutivos de local contra los Sixers), pero el equipo de Brooklyn, que dirige el entrenador Avery Johnson, sigue sin hacer su mejor baloncesto.