El boliviano Carlos Saucedo, el ecuatoriano Narciso Mina y el peruano Andy Pando formaron al final del 2012 una suerte de 'santísima trinidad' del gol en Sudamérica al aportar en conjunto 97 tantos.

Saucedo, del San José, fue el máximo anotador del año en Bolivia con 40 goles: 17 en el Clausura y 23 en el Apertura. Con este desempeño se convirtió en el ariete más letal del año en la región.

El atacante de 33 años, que tan solo hace seis juega al fútbol profesional, es el primer boliviano que lidera la clasificación en su país desde 2004, año en que José Martín Menacho, del Real Potosí, destacó con veinticuatro.

Sus cuarenta goles en los 44 partidos de la temporada, con una media de 0,90 tantos por encuentro, han hecho que la prensa internacional comience a describirlo como el 'Messi boliviano', por su frecuencia ofensiva a lo largo de la competición local.

Narciso Mina, con sus 30 dianas, apuntaló para el Barcelona el título del Campeonato Ecuatoriano 2012 y llamó la atención del América mexicano, que le ha fichado para hacer pareja con su compatriota y goleador Christian Benítez.

Mina, quien ya prometió en México que intentará marcar más de catorce goles en su primera temporada, sacó diez tantos de ventaja al argentino nacionalizado Claudio Bieler, de Liga de Quito, quien pasó a las filas del Kansas City estadounidense.

Andy Pando fue el máximo goleador del Torneo Descentralizado peruano con 27. El delantero del Real Garcilaso, equipo derrotado por el Sporting Cristal en la final, anotó un gol cada 138 minutos y aventajó por siete al uruguayo Miguel Ximénez, del Universitario.

Pando, quien en el momento no tiene equipo tras su salida sorpresiva del Real Garcilaso, recibió de una firma de apuestas un premio equivalente en soles peruanos a 10.350 dólares.

El brasileño Fred fue el máximo goleador del 'Brasileirao' con veinte, decisivos para el título final de su Fluminense.

Fred, además, fue nombrado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) como el Mejor Jugador de la competición.

Los tres máximos artilleros del Clausura y el Inicial 2012 en Argentina acumularon 38 goles. Carlos Luna, quien milita actualmente en el River Plate, fue el dueño de la clasificación en el primer torneo con doce tantos para el Tigre, mientras que en el segundo Facundo Ferreyra, con trece, fue fundamental para el título del Vélez Sarsfield, empatado con Ignacio Scocco, del Newell's Old Boys.

En Uruguay la primera parte del año fue para el entonces delantero del Nacional Richard Porta con catorce en el Clausura. La segunda fue el para el atacante del Peñarol Juan Manuel Olivera, con trece en el Apertura.

En Colombia, el paraguayo del Deportes Tolima Robin Ramírez, transferido recientemente al Pumas mexicano, y el argentino Germán Cano, del Independiente Medellín, fueron los goleadores de los torneos Apertura y Clausura, respectivamente.

Ramírez hizo trece y Cano nueve, que sirvieron al Independiente Medellín a llegar a la final, que perdió con Millonarios.

Sebastián Ubilla, del Santiago Wanderers; Emanuel Herrera, de la Unión Española; Enzo Gutiérrez, entonces del O'Higgins, y Sebastián Sáez, del Audax Italiano, impusieron su ley en Chile al marcar en conjunto 46 dianas. En el torneo Apertura, Ubilla, Herrera y Gutiérrez convirtieron once y los trece de Sáez cayeron en el Clausura.

Paraguay tuvo tres goleadores a lo largo del año: para el Apertura fue José Ortigoza, del Sol de América, con trece. En el Clausura se destacaron Diego López Centurión, del Guaraní, y José Ariel Núñez, del Libertad, con la misma cantidad.

Rafael Castellín, con sus diez goles para el Deportivo Lara en el Clausura, y Fernando Aristeguieta, con sus catorce para el Caracas, sobresalieron en Venezuela.

El brasileño Neymar, del Santos, y el argentino Matías Alustiza, en aquel entonces del Deportivo Quito y hoy en día del Puebla mexicano, reinaron en la Copa Libertadores con ocho tantos.

Si la Libertadores tuvo dos máximos goleadores, la Copa Sudamericana contó con cinco que empataron al marcar cinco: Jonathan Fabbro, del Cerro Porteño paraguayo; Fabio Renato, de la Liga de Loja ecuatoriana; Michael Ríos, de la Universidad Católica chilena; Wason Rentería, del Millonarios colombiano, y Carlos Núñez, del Liverpool uruguayo.