El capitán del Barcelona, Carles Puyol, ha reiterado hoy su deseo de jugar hasta los cuarenta años, pero ha advertido que lo dejará antes si no se ve en condiciones, por lo que cree que la duración de su nuevo contrato con el conjunto azulgrana no debe ser un obstáculo para renovar.

"La renovación se paró después de la lesión del brazo, porque quería centrarme en mi recuperación, pero Ramon (Sostres, su representante) está hablando con el club, todo está bastante avanzado y creo que no va a haber ningún problema", ha explicado tras el entrenamiento de hoy.

Puyol, que acaba contrato la próxima temporada, ya ha informado al club de cuáles son sus intenciones: "Les he dicho que yo quiero seguir jugando y tengo muy claro que no me voy a arrastrar. Puedo firmar uno, dos o cinco años, pero en el momento que no me sienta bien lo voy a dejar, aunque tenga contrato en vigor".

El central catalán tiene ahora 34 años, pero ha insistido en que su deseo es "jugar hasta los cuarenta" si el cuerpo le aguanta y si sigue disfrutando del fútbol como hasta ahora.

Anoche, ante el Atlético de Madrid (4-1), un Puyol pletórico lo bordó. "Hacía mucho tiempo que no me sentía así", ha confesado doblemente satisfecho tras superar su enésima lesión, una luxación en el brazo izquierdo.

"La verdad es que he pasado momento muy malos, he tenido cuatro lesiones de rodilla y no se pueden comparar con la del brazo, que ha sido durísima", ha desvelado Puyol, quien ha dicho encontrarse totalmente recuperado y se ha puesto ya a disposición del seleccionador español, Vicente del Bosque, por si quiere volver a convocarle.

Tras la victoria ante el conjunto rojiblanco, el Barça se ha consolidado en el liderato al poner aun más tierra de por medio con sus los dos equipos de Madrid, sus dos inmediatos perseguidores.

El central azulgrana ha reconocido que "el equipo está 'on fire'", que está trabajando muy bien y que le sale "todo de cara", pero que no es momento de confiarse, pese a los trece puntos de diferencia que ya le saca al Real Madrid.

"Si hay un equipo que no baja nunca los brazos ese el Madrid. No debemos confiarnos, otros años estuvimos a doce puntos y tuvimos que ir al Bernabéu a ganar la Liga", ha recordado.

Por último, Puyol ha valorado como capitán la adaptación al equipo de uno de lo fichajes de la temporada, el camerunés Alex Song, quien de momento no ha podido hacerse con la titularidad, ni como pivote defensivo, su posición natural, ni como central.

"Song es un jugador muy bueno que nos va a ayudar muchísimo. Por delante tiene al que para mí es el mejor jugador del mundo en ese puesto (Sergio Busquets), pero cada día está mejor y va a ser un jugador importante para nosotros", ha concluido.