Tom Watson, uno de los jugadores más famosos de la historia del golf, será el capitán del equipo estadounidense de la Copa Ryder en 2014, con el objetivo de recuperar el título frente a los rivales europeos, se anunció hoy.

Después de que Europa ha ganado siete de las últimas Ryder, incluyendo una victoria en el último suspiro en Medinah (Chicago) en septiembre pasado, la PGA estadounidense ha recurrido a Watson, con un gran historial de victorias en esta competición.

Como jugador, Watson ha participado en cuatro Ryder, con el resultado de tres victorias y un empate, y también es el último capitán que ha dirigido a EEUU a una derrota en suelo europeo, en 1993 en el famoso The Belfry (Inglaterra).

"He estado esperando veinte años para recibir la llamada. Me encantó la primera vez. es un gran honor poder hacerlo de nuevo", fijo Watson en el programa de televisión "Today", de la NBC, en el que se realizó el anuncio.

Tom Watson, recordando la dolorosa derrota de septiembre, cuando el equipo estadounidense perdió tras iniciar la última jornada con una ventaja de 10-6, confió en poder crear para los próximos dos años un equipo capaz de recuperar el trofeo.

"Tenemos al hombre adecuado para liderar nuestro equipo", afirmó por su parte el presidente de la PGA estadounidense, Ted Bishop.

Watson ganador de ocho grandes, tendrá para la próxima Ryder 65 años y será el capitán más veterano en la historia de la competición, aunque se ha depositado toda la confianza en su figura.

Hasta ahora tan solo había repetido capitanía otro mito, Jack Nicklaus, la última vez en 1987.

La Ryder de 2014 se disputará en Gleneagles (Escocia) y Watson es muy querido allí por haber ganado cuatro de sus cinco Abiertos Británicos.

Por ello, la PGA estadounidense lo considera el hombre idóneo para recuperar para Estados Unidos la Copa Ryder, sobre todo después de la milagrosa última victoria de Europa este año en Medinah bajo la dirección del español José María Olazábal.