El estadounidense Ryan Lochte se impuso en la primera final, la de los 200 metros libre, en los Mundiales de Natación en piscina corta, de 25 metros, que comenzaron hoy en Estambul.

Lochte revalidó así su titulo de Dubai hace dos años.

Tras el nadador norteamericano se clasificaron el alemán Paul Biedermann, con 1:42.07, y su compatriota Conor Dwyer, bronce con 1:43.78.

El paraguayo Benjamin Hockin fue quinto con 1:44.24.