La UEFA anunció hoy que a finales de esta semana tomará una decisión sobre la disputa del partido de la Liga Europa entre el Hapoel Kiryat Shomona y el Athletic Club, suspendido hoy tras la explosión de un autobús urbano en Tel Aviv, que ha causado siete heridos.

En un comunicado, la UEFA confirmó que su comité de emergencia se reunió hoy y decidió posponer el encuentro, correspondiente a la quinta jornada de la competición y que debía disputarse en la ciudad de Haifa, ante "la tensa situación de seguridad en la región".

"La decisión sobre la reprogramación del encuentro se tomará a finales de la semana", añade el organismo que rige el fútbol europeo, aunque fuentes del club israelí han señalado a Efe que el partido se jugará "la próxima semana".

Conocida la explosión del autobús en la ciudad en la que el Athletic tenía previsto aterrizar, el club bilbaíno ha intentado que se aplazase o se suspendiese el partido y no tener que realizar el viaje, como finalmente ha decidido la UEFA.

Antes del atentado de esta mañana en Tel Aviv, la UEFA y la Embajada de Israel en España garantizaban la seguridad del desplazamiento del Athletic y la disputa del partido mañana en la localidad de Haifa, por lo que el equipo de Bilbao se encontraba en el aeropuerto cuando la UEFA resolvió aplazar el choque.