Las suspensiones de cuatro jugadores castigados por participar en un programa de recompensas para lastimar a oponentes fueron revocadas el viernes por un panel de apelaciones.

De inmediato, la NFL habilitó al cuarteto para poder jugar en la temporada que se pone en marcha esta semana.

El panel apelativo dijo que el comisionado Roger Goodell no tenía jurisdicción para decidir sobre las apelaciones radicadas por el linebacker Jonathan Vilma, el defensive end Will Smith, ambos de los Saints; el linebacker Scott Fujita de Cleveland y el agente libre Anthony Hargrove.

Todos jugaban con los Saints cuando supuestamente participaron de un programa que pagaba recompensas de dinero en efectivo por golpes que lesionaran a sus rivales.

Aunque el veredicto permite a los cuatro jugar de inmediato, no anula permanentemente sus suspensiones.

El fallo se produjo dos días antes de la primera fecha completa de partidos, y representa un traspié para Goodell y la liga de fútbol americano.

El vocero de la NFL, Greg Aiello, dijo que Goodell tomará "una decisión rápida sobre las medias disciplinarias impuestas" por violar el reglamento de la liga sobre este tipo de recompensas.

"Hasta que se tome esa decisión, los cuatro jugadores son activados y pueden jugar a partir de este fin de semana", expresó Aiello.

Los Saints inauguran su temporada el domingo contra Washington, mientras que los Browns de Cleveland reciben a Filadelfia.