Pese a los deseos del jugador de mantener su puesto en el mediocampo, el técnico de Chile Claudio Borghi parece decidido a usar a Arturo Vidal como líbero para el partido del martes con Colombia por las eliminatorias mundialistas.

Vidal es un jugador polifuncional que ha jugado en varios puestos de la defensa y el mediocampo, pero a su arribo al país el martes manifestó su deseo de continuar como volante, puesto en el que ha brillado con su club Juventus.

"Yo no juego de central, juego en el mediocampo en la Juventus", dijo el jugador.

Borghi no ha confirmado formalmente su intención de colocar a Vidal como líbero ante la ausencia por suspensión o por marginación de otros jugadores que ocupan esa posición. Pero el preparador físico Hernán Torres señaló que si Borghi desea ponerlo como líbero, el jugador tendrá que acatar la decisión.

"Vidal viene con la mejor disposición. Va a ser ubicado donde necesite el entrenador y él acatará cualquier decisión", dijo Torres.

El conjunto inició el martes en doble jornada su preparación con la totalidad de los 23 convocados, aunque sólo el jueves el técnico comenzará a delinear el equipo. El viernes se iniciará la concentración total, anticipando en un día esa situación para evitar la repetición de actos de indisciplina como han sido habituales en el seleccionado.

Las únicas dudas del técnico, en todo caso, parecen estar en la defensa por la ausencia de varios jugadores, por la marginación decidida por Borghi de los defensores de Universidad de Chile luego que el club decidiera posponer su liberación. En el mediocampo y la delantera no existen dudas de quienes serán los titulares.

En su primera reunión con todos los convocados el martes, Borghi, según medios de prensa, le pidió a los convocados cuidar sus actos y concentrarse sólo en el difícil compromiso ante los colombianos.

Chile, que lidera la clasificación con 12 puntos, está libre en la próxima fecha del viernes y jugará contra Colombia el martes en el Estadio Monumental.