Robinson Canó y Curtis Granderson fueron confirmados para el juego de los Yanquis de Nueva York el martes contra los Rays de Tampa Bay.

El dominicano Canó, quien se padeció de rigidez en la cadera izquierda durante el octavo inning de la derrota 4-3 el lunes ante Tampa Bay, fue colocado como bateador designado.

Granderson, quien no pudo jugar en los dos partidos previos debio a una dolencia en la pierna derecha, salió como el jardinero central frente a los Rays.

Alex Rodríguez jugará como antesalista por primera vez desde que se fracturó la mano izquierda el 24 de julio. Rodríguez reapareció el lunes.

Además, los Yanquis subieron de las menores al infielder Casey McGehee.