La visita del Real Madrid a Getafe, en la segunda jornada del campeonato liguero, no tuvo la aceptación esperada y el Coliseum presentó una entrada muy pobre cercana a la mitad de su aforo disponible.

Con una capacidad de algo más de 17.000 espectadores y un número de socios que ronda los 9.000, el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe registró una pobre entrada, apenas 8.000 asistentes, para recibir la visita del vigente campeón de Liga, el Real Madrid.

Las razones para que el Coliseum, una vez más en las grandes citas, no se llene, pueden ser múltiples. Desde la fecha del calendario, a finales de agosto, que hace que muchos aficionados aún estén de vacaciones, al precio de las entradas, que pese a una ligera reducción por parte de la dirección del club, han vuelto a oscilar entre los 50 euros del fondo y los 100 de la tribuna cubierta.

Precisamente este asunto, el del precio de las entradas, ha sido muy debatido en otras ocasiones con la llegada de equipos como Real Madrid o FC Barcelona.

Los altos precios decretados por el club, algunas veces superiores a los 100 euros, lejos de ayudar a hacer caja al Getafe, han provocado que el Coliseum apenas se haya llenado en las grandes citas, mostrando como hoy, un aspecto bastante desalentador respecto a otros estadios en los que la llegada del campeón de Liga provoca numerosa expectación.