El Oporto, vigente campeón de la Liga lusa, no cumplió con las expectativas hoy, en el primer partido de esta temporada, y cosechó un empate a cero en su visita al campo del modesto Gil Vicente.

Los "dragones" salieron con su once inicial de gala, incluido el delantero brasileño Hulk, que apenas SE ha podido entrenar con el equipo tras llegar el viernes a Oporto, después de participar con la selección de Brasil en los Juegos Olímpicos y en el amistoso contra Suecia, del pasado día 15.

El equipo mantiene la columna vertebral de la pasada temporada, con la incorporación del punta colombiano Jackson Martínez, cuya misión será la de hacer olvidar a su compatriota Falcao, quien abandono el club la pasada temporada rumbo al Atlético de Madrid.

La primera mitad fue especialmente pobre por parte de ambos equipos, con un Gil Vicente claramente consciente de su inferioridad técnica, lo que le hizo centrarse en mantener su portería a cero con un tupido sistema defensivo.

El Oporto mejoró ligeramente en la segunda parte, aunque no se volcó en la portería contraria hasta el tramo final del encuentro.

Una de las pocas ocasiones de los "dragones" estuvo en la cabeza de Jackson Martínez, que remató de espaldas un buen centro de Hulk en el 87 con peligro, pero su remate lo despejó el guardameta rival, el brasileño Adriano.

De esta forma, el Oporto no pasó del empate y logra sólo un punto, como les ocurrió a Benfica y Braga, cuyo duelo acabó ayer también en igualada.