La polémica salpicó el jueves al relevo 4x400 con República Dominicana y Venezuela como protagonistas.

La descalificación del equipo dominicano, que contaba con el doble campeón olímpico Félix Sánchez y el medallista de plata Luguelín Santos, benefició al cuarteto venezolano, que avanzó a la final en la repesca de tiempo y con incertidumbre.

Los relevistas latinoamericanos corrieron en la misma serie. Los dominicanos se clasificaron en cuarta posición, pero con un registro de 3 minutos y 02.35 segundos lograron el tiempo suficiente para avanzar a la final.

Sin embargo, en el segundo relevo, Sánchez entregó la posta a Joel Mejía fuera de los límites obligatorios y el equipo fue descalificado.

"No quiero ni hablar", dijo Santos con un monumental enfado tras arrojar sus zapatillas contra el suelo y patear repetidamente las vallas de la zona mixta en la que los atletas atienden a los medios de comunicación.

"Hicimos la marca, llegamos a la final y yo no sé", agregó un decepcionado Sánchez. "Corrimos bien, para mí no hicimos nada malo".

"Estamos fuera", se lamentó.

La eliminación de los dominicanos dejó la última plaza de la final del viernes en manos de Venezuela, que había finalizado quinta de la serie con una marca de 3:02.62.

Cuando Arturo Ramírez, Alberto Aguilar, Albert Bravo y José Meléndez lo estaban celebrando, los jueces de carrera comunicaron su descalificación por una presunta obstrucción de Aguilar a un relevista australiano en la segunda posta.

Venezuela presentó una reclamación, que fue considera y el equipo pudo avanzar.

"Cuando vieron el video se dieron cuenta que nos habían eliminado sin necesidad", argumentó Wilfredys León, delegado de la Federación Venezolana de Atletismo.

Es la primera vez en la historia que el relevo largo de Venezuela accede a disputar una final olímpica.

"Excelente. El objetivo era pasar sea como sea y lo logramos", dijo Bravo. "Tuvimos una gran carrera, podría ser mejor, pero por lo menos clasificamos y estamos muy contentos por eso".

"En la final, tenemos que estar mejor que mejor y más confiados y más relajados. Es motivante para todos", añadió.