Recuperada de las lesiones que la tuvieron a maltraer los últimos años, la etíope Tirunesh Dibaba buscará el viernes un doblete histórico en las carreras de fondo de los Juegos Olímpicos.

Dibaba correrá la final de los 5.000 metros y si los gana será la primera mujer que triunfa en esa distancia y en los 10.000 metros en dos olimpiadas seguidas.

La africana, campeona de las dos distancias en Beijing 2008, ya se llevó la medalla de oro de los 10.000 en Londres y logró el mejor tiempo de la fase clasificatoria en los 5.000, 14:58.48.

La final de los 5.000 se correrá inmediatamente después de que las preliminares del relevo de 4x100 masculino, en las que no se espera la presencia de Usain Bolt en Jamaica, que busca su segundo oro seguido en esa prueba. Es casi seguro que Jamaica reservará a Bolt y a Yohan Blake para la final del sábado.

Para completar su hazaña, Dibaba deberá vencer a rivales de fuste como su compatriota Meseret Defar, campeona olímpica del 2004, y la keniana Vivian Cheruiyot, ganadora de los 5.000 y los 10.000 en el mundial del año pasado en Daegu.

Un doblete coronaría con broche de oro el retorno de Dibaba a los primeros planos luego de que sendas lesiones la dejasen afuera de los mundiales del 2009 y 2011.

Por ello la victoria sobre Cheruiyot en los 10.000 tuvo un sabor especial, por más que la etíope haya dicho que "no corrí contra nadie en particular. Solo pensaba en ganar".

Los 5.000 femeninos fueron admitidos en los juegos en 1996 y todavía nadie ganó dos veces seguidas esa distancia y los 10.000.

La de los 5.000 femeninos y el relevo de 4x100 masculino serán dos de las seis medallas que repartirá el atletismo en una jornada con 16 finales, incluida la del hóckey sobre césped femenino, en el que las "leonas" argentinas enfrentarán a Holanda.

Argentina tiene una medalla de plata y dos de bronce en las tres últimas olimpiadas, pero nunca saboreó el oro.

"Holanda es la número uno en el mundo, un gran equipo", declaró la argentina Silvina D'Elía. "Ellas juegan parecido a nosotras, va a ser un gran partido".

Argentina enfrentará además a Estados Unidos por tercera vez consecutiva en las semifinales del básquetbol masculino. Los argentinos ganaron la del 2004, en que terminaron siendo campeones, y pedieron la del 2008, en que se llevaron un bronce.

Casi los mismos jugadores, ya veteranos, intentarán una hazaña ahora ante un equipo estadounidense encabezado por LeBron James y Kobe Bryant que en los papeles luce superior.

Brasil, por su parte, se topará con Italia en busca de un lugar en la final de vóleibol masculino.

En la antepenúltima jornada de los juegos, por otra parte, cuatro cubanos y dos brasileños procurarán llegar a las finales de boxeo --lo que les aseguraría al menos una medalla de plata-- y Japón y Corea del Sur jugarán por la medalla de bronce en fútbol masculino.