El iraní Behdad Salimikordasiabi se apoderó de la última presea de oro repartida por el levantamiento de pesas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, al levantar 455 kilogramos en la categoría de los superpesados.

Otro pesista de Irán, Sajjad Anoushiravani, se quedó con la medalla de plata, con un total de 449 kilos, para completar la felicidad de sus compatriotas en el graderío. El ruso Ruslan Albegov se apropió del bronce.

El alemán Matthias Steiner, campeón olímpico defensor, dejó caer la pesa, cuya barra le cayó en la parte posterior del cuello en su segundo intento, y se retiró de la competencia.

China encabezó el medallero de la halterofilia en estos Juegos Olímpicos, al conquistar cinco de oro, dos de plata y siete de bronce. Las dos medallas de Irán en la última jornada lo ascendieron al cuarto puesto de la tabla, detrás de Kazajstán y Corea del Norte.