El hombre que murió en una pista de Nascar cuando lo impactó un rayo en el noreste de Pensilvania era un padre de un condado cercano de 41 años de edad, dijeron el lunes las autoridades.

Brian Zimmerman, de Moosic, Pensilvania, murió cuando estaba parado cerca de su coche en el estacionamiento del circuito Pocono Raceway, dijo el médico forense del condado de Monroe.

Otras nueve personas resultaron heridas durante la violenta tormenta del domingo, aunque no estaba claro de inmediato a cuántos podrían haber alcanzado los rayos. Se informó que una de ellas, que estaba el domingo por la noche en estado crítico, el lunes se encontraba estable.

Al público le advirtieron a través de los sistemas de megafonía y los medios en línea que se cubriera la tarde del domingo cuando fuertes lluvias y rayos azotaron el circuito cerca del final de la carrera.

Sin embargo, algunos aficionados de Nascar publicaron en la página de Facebook de la pista que nunca se enteraron de los anuncios relacionados con el clima.

El presidente y director general del Pocono Raceway, Brandon Igdalsky, expresó su pesar el lunes en una conferencia de prensa en el circuito, donde una gran bandera de Estados Unidos se encontraba a media asta. Dijo que los "aficionados son como nuestra familia" y que tenía planeado visitar a otras víctimas.

Un relámpago golpeó la zona de estacionamiento hacia las 5 de la tarde del domingo, mató a Zimmerman e hirió a otras ocho personas, dijo Igdalsky. Posiblemente se produjo un segundo impacto hacia las 6:35 de la tarde, lo que envió a una novena persona al hospital con lesiones menores, agregó.