Sus disparos llegaron al borde del blanco, donde la diferencia de medio milímetro le habría valido la calificación perfecta de un 10.

Pero no fue suficiente para que la mexicana Alexis Martínez avanzara el sábado a la final en tiro olímpico con rifle a 50 metros en tres posiciones.

"Todos mis nueves estaban alrededor del 10 y es tan frustrante. Eran 9,9 o 9,8, imagínate, todos rodeando el 10. Fue 'casi', pero no el 10", lamentó la mexicana, que a sus 21 años fue una de las atletas más jóvenes que disputaron la última prueba femenina en el deporte de las armas en los Juegos Olímpicos.

Una calificación de 572 puntos de 600 posibles dejaron a la joven deportista en el lugar 39 de las 46 participantes, en su primera experiencia olímpica.

"Si hubiera hecho mi marca personal estaría en la final", comentó entre risas. "Estaba un poquito nerviosa, quizás no fue mi día. El universo no se alineó conmigo".

Martínez sintió que en los primeros 20 disparos de la prueba, en posición acostada, logró un puntaje positivo que le daba opciones de disputar uno de los ocho puestos en la final.

Sin embargo, en la segunda de las tres posiciones de la prueba, de pie, perdió precisión en sus disparos y con ello cayó en la clasificación. En rodillas, la última de las posiciones, no pudo recuperar el terreno perdido.

Con la juventud a su favor, Martínez ya está pensando en participar en futuras olimpiadas.

"De aquí para adelante voy a pensar en Brasil, definitivamente vienen más olimpiadas. Los tiradores tenemos la ventaja de que es un deporte súper longevo, entonces tengo muchísimos años para seguir participando", vaticinó.

Lamentó que en América Latina el tiro tiene poco espacio para competir y los practicantes de la disciplina tienen que buscar opciones fuera de la región.

"Casi todas las competencias de tiro se llevan a cabo en Europa. Este año estuve en tres copas del mundo y dos competencias, en total cinco torneos en un solo año. Otras veces es un torneo por año", recordó la joven tiradora. "Nos falta ese fogueo en América Latina".

La prueba de tiro con rifle a 50 metros en tres posiciones fue la única competencia en que participó la mexicana.