Bradley Wiggins ganó el miércoles la medalla de oro en la contra reloj del ciclismo, que fue su séptima presea y lo dejó como el británico más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos.

El londinense de 32 años dejó atrás la marca de seis medallas que compartía con el legendario remero Steve Redgrave.

Wiggins cronometró 50 minutos, 39.54 seconds y le sacó 42 segundos al alemán Tony Martin, quien se llevó la medalla de plata. El bronce fue para el local Christopher Froome.

Fue la cuarta medalla dorada de Wiggins en tres ediciones de los juegos.

La estadounidense Kristin Armstrong, por su parte, triunfó por segunda vez consecutiva en la contrarreloj femenina.

Wiggins, que participa en su tercera olimpiada, venía de ganar el Tour de Francia el mes pasado, en el que Froome llegó segundo.

El ciclista se rompió la clavícula durante el Tour del mes pasado y cuando se repuso volvió más fuerte que nunca. Este año ha sido casi invencible, sobre todo en las contra reloj, donde no ha perdido una sola vez en el 2012.

Wiggins fue el penúltimo de los 37 ciclistas en salir al circuito y estaba segundo luego del primer control, a cinco segundos de Martin.

La prueba se corrió en un circuito plano, de calles estrechas, ideal para un pedalistas con las características de Wiggins, quien conserva las dotes de los especialistas en presecución, prueba que hizo a un lado cuando dejó de correr en pista después de los juegos de Beijing.

Avanzando entre un mar de aficionados que lucían los colores rojo, azul y blanco de Gran Bretaña --muchos de ellos luciendo patillas como las de Wiggins--, el campeón del Tour se mostró todo el tiempo en control de la situación y fue aumentando el ritmo de sus pedaleadas conforme avanzaba la prueba. En el segundo control, a los 18.4 kilómetros, ya le había sacado 11 segundos a Martin y la ventaja siguió aumentando.

Wiggins no dio muestras de fatiga pese a haber corrido la prueba de ruta el sábado, en la que los británicos quedaron muy retrasados pese a que eran candidatos al oro.

El británico es el primer ciclista que gana el Tour y la contrarreloj olímpica en un mismo año.

Armstrong, entre tanto, cubrió la ruta de 29 kilómetros en el sur de Londres en 37 minutos, 34.82 segundos y superó por 15 segundos a la alemana Judith Arndt, quien se quedó con la presea de plata.

El bronce fue para la rusa Olga Zabelinskaya, que también obtuvo bronce en la prueba de ruta.

Armstrong, de 38 años, se retiró tras su triunfo en Beijing con la idea de formar una familia. Después de dar a luz a su hijo Lucas en 2010, volvió a competir con miras a los Juegos de Londres.

"Cuando (Armstrong) paró de competir, estaba en la cima, y nunca se pierde lo que has conseguido", explicó su compañera de equipo Amber Neben, quien finalizó séptima. "Es una gran ciclista".