Uruguay deberá alterar sus planes de viajes para evitarse nuevas complicaciones en el fútbol de los Juegos Olímpicos, luego que a la selección de fútbol le tomó siete horas y media llegar a Londres en autobús desde Londres.

El técnico de Uruguay Oscar Tabárez dijo que la "Celeste" recurrirá a otras alternativas de transportación debido a que no pudo realizar el reconocimiento del estadio Wembley por sus problemas el día previo.

"Había mucho tráfico y el autobús si acaso se movía en la autopista", dijo Tabárez. "No entendía qué pasó. Supongo que es por los Juegos", dijo Tabárez tras llegar tarde a Wembley el sábado por culpa del tráfico en Londres.

Uruguay se trasladó a la capital británica el viernes de modo que los futbolistas pudiesen participar en la ceremonia de apertura. Tabárez no le iba a negar a sus jugadores la oportunidad de estar en el Estadio Olímpico. Pero eso implicó tres horas adicionales de pie, lo que les obligó tomar descanso el sábado en vez de visitar Wembley tras una práctica matinal.

"Tenemos una relación histórica muy importante con los Juegos y cada jugador quería participar en el desfile", dijo Tabárez, al frente de una selección que disputa su primer torneo olímpico desde que ganó su segundo oro olímpico en 1928. "Habría sido muy raro de estar en la Villa y no participar en el desfile. pero no nos quedamos demasiado en esto".

Gran Bretaña y España fueron las otras selecciones de fútbol que acudieron a la ceremonia. Tabárez indicó que los españoles serán lo más afectados, ya que debieron viajar a Newcastle tras una ceremonia que terminó a la 1 de la madrugada.

Tabárez no cree que el cansancio afecte los preparativos para el duelo del domingo contra Senegal, aunque quizás ahora procurarán modificar su travesía para el último partido del Grupo A: contra Gran Bretaña en Cardiff el 1 de agosto.

"Es muy importante aprovechar el tiempo", dijo Tabárez. "El aprovechamiento del tiempo en el traslado puede ser importante para los siguientes partidos".

Tabárez dijo que Luis Suárez seguirá fijo en el ataque uruguayo, luego que el jugador del Manchester United fuera abucheado cuando debutaron con victoria 2-1 ante Emiratos Arabes Unidos en el estadio Old Trafford de Manchester.

El entrenador mencionó el antecedente de la pasada temporada de la Liga Premier, en la que Suárez fue suspendido ocho partido por proferir un insulto racista contra Patrice Evra, zaguero del Manchester United.