El quarterback Drew Brees y los Saints de Nueva Orleáns llegaron a un acuerdo por cinco años, lo que le da a los aficionados de los Saints un motivo para celebrar.

El equipo anunció el viernes que llegaron al acuerdo por cinco años con Brees, mientras que una persona cercana al acuerdo dijo que era por 100 millones de dólares, con 60 millones garantizados.

Asimismo, Brees recibirá 40 millones de dólares en el primer año del contrato, dijo a la AP la persona que pidió permanecer en el anonimato porque no se habían dado detalles del convenio.

Brees, por su parte, escribió "¡Se completó el acuerdo!", en su cuenta de Twitter.

Los Saints habían nombrado a Brees como su jugador franquicia, lo que significaba que no podía negociar con otros equipos.

De no haber logrado un acuerdo, el quarterback hubiese tenido que jugar la próxima temporada por 16,3 millones de dólares, o tendría que haberse negado a jugar.

Brees se ausentó de los entrenamientos de los Saints durante las vacaciones, mientras negociaba el contrato a largo plazo que ahora lo convierte en el jugador con el mayor salario anual promedio (20 millones de dólares) en la historia de la NFL. El defensive end de Buffalo, Mario Williams, tiene un contrato por 100 millones, pero seis años.

Brees tiene previsto llegar el 24 de julio a los entrenamientos de pretemporada del equipo, que en meses recientes fue castigado por la NFL por implementar un programa de premios por lesionar a oponentes. El entrenador Sean Payton y el linebacker Jonathan Vilma fueron suspendidos por toda la próxima campaña.

En las seis últimas temporadas, Brees ganó un título del Súper Bowl y completó más pases (2.488) para más yardas (28.394) y más touchdowns (201) que cualquier otro quarterback en la NFL. También tuvo el mejor porcentaje de pases completados (67,8.

En 2011, el quarterback de 33 años fijó un récord la una temporada con 468 pases completados, 5.476 yardas por aire y 71,2% de sus pases completados.