Los Colts de Indianápolis no trasmitirán por la televisión local los partidos que jueguen en su casa si antes no han vendido todas las entradas para verlo en el campo.

Pete Ward, jefe de la oficina operativa del equipo, declaró que los Colts tienen todavía 2.000 entradas para toda la temporada que no se han vendido.

Agregó que en caso de que no sean vendidas, el club tratará de vender boletos para partidos individuales, de acuerdo con el diario The Indianapolis Star.

El equipo también podría adherirse a una de las nuevas reglas de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), que ha permitido no transmitir partidos por televisión local si los equipos no han vendido el 85 por ciento de sus entradas.