El jefe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) le recomendó el martes a los usuarios de fármacos prohibidos que se retiren de sus equipos olímpicos y no acudan a los Juegos de Londres.

El presidente de la AMA, John Fahey, dijo que los atletas enfrentarán el programa antidopaje más estricto en la historia de los Juegos Olímpicos, y los tramposos tienen pocas posibilidades de pasar desapercibidos.

"Digo esto de la forma más clara posible: si eres un atleta que se dopa, y tienes planes de competir en Londres, entonces te tienes que dar de baja de tu delegación olímpica", dijo Fahey en un comunicado, a menos de tres semanas de la inauguración de los Juegos. "Incluso si un atleta que se dopa ganase una medalla, él o ella jamas podría mirarse al espejo y decir, 'bien hecho, la merezco'''.

Fahey destacó que los organismos internacionales antidopaje están buscando detectar a los tramposos antes de los Juegos, y que los organizadores del COI y de Londres realizarán hasta 6.250 controles durante los Juegos.

"Estos serán los Juegos con más controles en la historia olímpica, y los atletas que se dopan tienen que saber que estarán bajo la lupa de los oficiales antidopaje desde el momento que pisen la villa olímpica", dijo Fahey.

Los atletas sospechosos de incurrir en dopaje serán sometidos a controles en sus entrenamientos antes de los Juegos, que se realizarán del 27 de julio al 12 de agosto.

Fahey señaló que, a fin de cuentas, depende de los atletas que los Juegos sean limpios.

"La comunidad antidopaje del mundo puede llegar hasta cierto punto", indicó. "Si cada atleta decide no doparse, entonces tendremos unos Juegos completamente limpios, esa es una realidad sencilla".