El defensor brasileño Lucio firmó el miércoles un contrato por dos años con la Juventus que dura hasta el 30 de junio de 2014, anunció el club italiano.

El jugador se declaró feliz "con esta nueva experiencia, con un nuevo capítulo de mi vida y ahora miro hacia adelante en búsqueda del éxito".

Prometió que "daré el máximo, con un equipo muy fuerte, con un nuevo estímulo, un gran entusiasmo, con un equipo al cual espero aportar toda mi fuerza y mi experiencia".

Lucio firmó el contrato tras someterse a un control médico.

El central brasileño rescindió los dos años de contrato que le quedaban con el Inter y ganará 2,2 millones de euros (2,7 millones de dólares) por temporada con su nuevo club, más una cantidad variable por objetivos para alcanzar un sueldo anual máximo de cuatro millones de euros (cinco millones de dólares), según reportó el Corriere dello Sport.

El club campeón de Italia y participante de la próxima Liga de Campeones no tuvo que pagar por su pase porque Lucio se desvinculó del Inter después de tres temporadas.

Se trata de un nuevo golpe de la Juve a un eterno rival porque el año pasado se llevó también gratis a Andrea Pirlo del Milan, pieza fundamental para conquistar el scudetto.

En el momento de la negociación con el Inter para rescindir su vinculación, el club quiso introducir una cláusula que impidiese al jugador fichar por cualquier otro equipo italiano, lo que Lucio rechazó de plano. Al parecer, ya tenía en mente fichar por Juventus.

El brasileño jugó 136 partidos con el Inter, ganó dos títulos de la Serie A y una Liga de Campeones. Con la selección brasileña, disputó los mundiales de 2002, 2006 y 2010.

En la primera temporada de Lucio en el Inter consiguió el triplete, ganando la Serie A, la Coppa Italia y la Champions en el 2009-10. En los dos campeonatos siguientes bajó su rendimiento, al igual que el resto del equipo, y el club lo dejó en libertad.