Cruz Azul presentó el martes a su flamante refuerzo Pablo Barrera, quien regresa a México luego de un paso infructuoso por el fútbol europeo.

El delantero disputó el Mundial de 2010 con la selección mexicana, pero luego tuvo poca actividad con West Ham de Inglaterra y el Zaragoza español.

"Estoy muy contento por llegar a un equipo grande", dijo el jugador de 25 años. "Vengo con muchas ganas de aportar mi granito de arena para que este equipo sea campeón".

Barrera se une al zaguero colombiano Luis Amaranto Perea y al delantero argentino Mariano Pavone como los refuerzos celestes para la próxima temporada, que comienza el 20 de julio.

"Por ahora lo más importante es entrar en ritmo y retomar mi nivel para poder ayudar al equipo", agregó Barrera. "Sé que vengo a competir por un lugar, así es en Europa y en los equipos grandes".

Barrera debutó con Pumas de México en 2005 y tras el Mundial de Sudáfrica emigró al West Ham, que luego de seis meses lo cedió al Zaragoza, donde Barrera permaneció hasta la temporada pasada.

"El volver a México es una decisión en la que me está apoyando mi familia, no lo veo como un retroceso. Este es un equipo grande", concluyó Barrera.

La "Máquina", uno de los cuatro grandes del fútbol mexicano, busca ganar su primer campeonato desde la campaña Invierno de 1997.