Mario Balotelli ha dejado una buena impresión en esta Eurocopa, en la que es el máximo artillero de Italia con tres goles y tuvo una magnífica actuación en el triunfo sobre Alemania en las semifinales.

Nada mal para un joven de 21 años que ha tenido numerosos problemas de indisciplina con su club Manchester City, que incluso pusieron en duda su convocatoria a la Euro.

"Mario ha estado fabuloso", comentó el sábado el capitán de Italia, Gianluigi Buffon. "Primero que nada, es un jugador con una calidad inmensa, lo que es un punto de partida fantástico. Segundo, es parte de un grupo de grandes campeones, y no sólo en términos futbolísticos. Y tercero, encontró un técnico como el nuestro, que ha hallado más de una manera de sacar lo mejor de él".

"Pero el mérito mayor es para él, porque lo quería y lo buscó", agregó el portero.

El crecimiento de Balotelli ha sido evidente en cada partido.

Después de debutar en el torneo con un desempeño mediocre ante España, y de ser enviado a la banca luego de otra decepcionante actuación ante Croacia, el artillero entró como suplente y marcó con una espectacular chilena en el triunfo sobre Irlanda en el cierre de la fase de grupos.

En los cuartos de final ante Inglaterra, Balotelli jugó los 120 minutos y después marcó el primer penal en la definición sobre los 12 pasos.

Balotelli guardó lo mejor para las semifinales, en las que marcó dos golazos en la victoria 2-1 sobre Alemania.

"Encontró un ambiente en el que se puede medir con grandes campeones, campeones que han ganado y que hicieron grandes sacrificios para ganar", señaló el técnico de Italia, Cesare Prandelli.

"Llega el momento cuando tienes que tener el valor de aceptar los consejos y la responsabilidad", agregó. "Hemos sido claros en términos futbolísticos. Después del partido contra Croacia, le pedimos a Mario que hiciera ciertas cosas, que jugara más como centrodelantero, y las está haciendo muy bien".