Hace dos semanas, mucho antes de que cualquier equipo se hubiera ganado un lugar en la final, España tuvo la oportunidad de eliminar a Italia de la Eurocopa.

En fecha final de la etapa de grupos, España jugó contra Croacia a sabiendas que un empate 2-2 habría mandado a ambos equipos a los cuartos de final — y hubiera eliminado a Italia.

No ocurrió así, y ahora es Italia la que intentará detener a España para evitar que gane su tercer campeonato importante consecutivo el domingo en el Estadio Olímpico en Kiev.

"Jamás nos arrepentiremos de no haber empatado con Croacia para eliminar a Italia", dijo el técnico español Vicente del Bosque. "Eso no era bueno para este deporte".

Xavi Hernández, cerebro del ataque español, dijo el sábado que el campeón del mundo hizo lo que tenía que hacer en el encuentro contra Croacia: ganar el partido y el grupo.

"Creo que nosotros hicimos nuestro trabajo, se habló mucho sobre especular acerca del empate a dos ante Croacia para dejar fuera a Italia, pero tal y como dijo el seleccionador, en ningún momento nos arrepentimos de salir a ganar", dijo Xavi. "No pensaremos nunca, perdamos o ganemos mañana, en que podríamos haber eliminado a Italia".

Los italianos llegarán al partido del domingo como un finalista inesperado pero lucen como un peligroso oponente para España.

Italia empató 1-1 con España en el Grupo C, el único gol que ha permitido España en el torneo.

"Italia y nosotros hemos llegado por una ruta similar y ahora tenemos que alcanzar el máximo nivel que exige una final", dijo Del Bosque. "En la etapa de grupos, posiblemente fueron mejores que nosotros en el primer tiempo. Fueron el equipo que más problemas nos causó".

Incluso aunque la ruta sea similar, el paso italiano ha sido más impresionante.

La Azzurra jugó obligada a ganarle a Irlanda al tiempo que España venció 1-0 a Croacia el 18 de junio, lo que colocó a ambos equipos en la siguiente ronda. Los italianos batallaron contra Inglaterra en los cuartos de final, en un partido que terminó 0-0 y se definió por penales.

No sino hasta las semifinales contra Alemania que Italia mostró en realidad su fortaleza, controlando el partido y aguantando para vencer 2-1 al tres veces campeón del mundo con dos goles de delantero Mario Balotelli.

"Estoy convencido de que el equipo necesita un sistema y un estilo de juego específico. El fue parte de esa estrategia", dijo el técnico italiano Cesare Prandelli sobre Balotelli.

Los españoles pasaron menos apuros frente a Francia en los cuartos de final, pero su puntería fue la mejor en el partido de semifinales frente a Portugal. España necesitó de los penales para pasar a la siguiente ronda.

"Seguro, nuestra delantera quizá no fue tan estéticamente buena para ver como hubiéramos querido, pero siempre estuvimos en control de todos nuestros encuentros", dijo Del Bosque.

Al partido del domingo, son los italianos quienes llegan anotando más goles, lo que deja a los españoles más preocupados por defenderse si el mediocampo pierde el balón.