Durante los últimos meses, Usain Bolt y Yohan Blake han pasado docenas de horas practicando al mismo tiempo, en la misma pista y bajo la supervisión del mismo entrenador.

Pero cuando se trata de competir en serio, los velocistas jamaicanos le han dado la vuelta al mundo tratando de no enfrentarse.

Ese duelo ya no puede ser evitado.

Bolt, dueño del récord mundial de los 100 y 200 metros, y Blake, campeón mundial de los 100, se enfrentarán esta semana en el campeonato nacional de Jamaica, la prueba que sirve para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Londres.

Las carreras preliminares en los 100 metros comienzan el jueves, y la final se disputará el viernes por la noche en el Estadio Nacional de Kingston. Los 200 metros comienzan el sábado y terminan el domingo.

Bolt correrá por primera vez desde que tuvo un accidente de tránsito mientras regresaba de una fiesta a su casa en la madrugada del 10 de junio.

Se da por descontado que Bolt y Blake conseguirán puestos en el equipo olímpico jamaicano, considerado como el más veloz del mundo. De esa manera, se espera que tengan duelos mucho más importantes en Londres, donde la final de los 100 metros es el 5 de agosto y la de los 200 es cuatro días después.

Este será su primer duelo desde la final de los 100 metros del mundial de atletismo del año pasado, que ganó Blake luego que Bolt fue descalificado por una salida en falso.

"Sólo se habla de una rivalidad entre Blake y Bolt porque es lo más parecido que tenemos (a una rivalidad)", analizó Michael Johnson, cuyo récord de 19.32 segundos en los 200 metros fue destrozado por Bolt en los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing. "Pero si uno mira los cinco, seis, siete mejores tiempos de Bolt en su vida, son mejores que cualquiera de los de Blake. En un día cualquiera, nadie apostaría contra Bolt".

El récord personal de Blake en los 100 metros es 9.82 segundos, mientras que Bolt ha roto el récord mundial tres veces: 9.58 segundos en el mundial de 2009 en Berlín; 9.69 segundos en los Juegos Olímpicos de Beijing; y 9.72 segundos unas 10 semanas antes de esa olimpiada en Nueva York.

También tiene un puñado de carreras en los 9.7, entre ellas un 9.76 en mayo de 2008 en Kingston, con la que le anunció al mundo sus intenciones de ser el hombre más rápido del planeta.

La meta de Bolt en Londres es asegurar su legado como el hombre más rápido en la historia, apuntándole a bajar de los 9.5 segundos.

"Si me dejara llevar por sus mejores desempeños, diría que le ha ido mejor a Bolt que a Yohan", indicó el entrenador de ambos, Glen Mills. "Pero Yohan está empezando su carrera y Usain probablemente está en algún lugar en el medio. Uno ya es un veterano y el otro está empezando. Son dos atletas jóvenes excepcionales, capaces de actuaciones superlativas cualquier día".

De hecho, el mejor desempeño de Blake ha sido en los 200 metros, en los que sorprendió a muchos — incluyendo a Mills y Bolt — al cronometrar 19.26 segundos en septiembre. Ese fue el segundo mejor tiempo en la historia, sólo superado por el récord mundial de 19.19 segundos que Bolt logró en el mundial de 2009.

Blake, de 22 años, no oculta que aprende mucho de su compañero de equipo, al observarlo en los entrenamientos mientras toma la curva en los 200 metros.

Bolt, de 25 años, ha dicho que los 200 metros es su trabajo de verdad, mientras que corre los 100 por diversión.

"Creo que se terminó la enseñanza", declaró Bolt después que Blake marcó 19.26.